Conserva tu repollo cocido por más tiempo: aprende a congelarlo

Si te sobró repollo cocido y no quieres que se desperdicie, una buena opción es congelarlo para utilizarlo más adelante. Congelar el repollo cocido es sencillo y te permitirá ahorrar tiempo en la cocina. Sin embargo, es importante congelarlo de manera correcta para evitar la pérdida de sabor, textura y nutrientes. A continuación, te explicamos cómo hacerlo paso a paso.

¿Cómo conservar el repollo cocido en el congelador?

Para conservar el repollo cocido en el congelador es importante seguir estos pasos:
1. Lavar y cortar el repollo en trozos pequeños.
2. Cocinar al vapor o blanquear en agua hirviendo durante 1-2 minutos.
3. Sumergir inmediatamente en agua helada para detener el proceso de cocción y enfriar por completo.
4. Escurrir bien y colocar en bolsas para congelador o recipientes herméticos.
5. Etiquetar con la fecha y almacenar en el congelador a -18°C hasta por 8 meses.

Recuerda descongelar el repollo cocido en el refrigerador antes de usarlo en tus recetas para evitar la proliferación de bacterias.

¿Puedo congelar el repollo cocido y cómo descongelarlo?

Sí, puedes congelar el repollo cocido. Lo mejor es enfriarlo completamente antes de ponerlo en el congelador. Puedes usar bolsas de congelación o recipientes herméticos. Para descongelar, coloca el repollo en el refrigerador durante unas horas y luego caliéntalo en el microondas o en la estufa. No es recomendable congelar el repollo crudo ya que se ablandará y perderá su textura crujiente.

Para congelar el repollo cocido, es importante dejarlo enfriar completamente antes de guardarlo en el congelador, preferiblemente en porciones individuales para facilitar su descongelación posterior. Antes de congelarlo, asegúrate de retirar todo el exceso de agua para evitar que se formen cristales de hielo. Al descongelar, es recomendable hacerlo dentro del refrigerador durante varias horas para evitar que se pierda su textura y sabor. También puedes cocinar el repollo congelado directamente en una cacerola con agua hirviendo para ablandarlo de nuevo. ¡Disfruta de tus comidas saludables en cualquier época del año!

ARTÍCULO INTERESANTE:  Trucos caseros para quitar las escamas del pescado